Saltar al contenido

Centrifugadora de Laboratorio o Centrífuga: Todo lo que Necesitas Saber

La ciencia es el motivo de nuestra evolución. Investigamos y analizamos y deducimos en base a lo que experimentamos. Y esos experimentos los solemos trabajar en laboratorios y, entre todos los utensilios que se necesitan, la centrífuga es sin duda uno de los prioritarios para todo científico. Y también para clínicas, hospitales, dentistas y un sinfín de profesiones es indispensable.

En nuestra web conocerás todo lo que necesitas sobre la centrifugadora de laboratorio, uno de los grandes inventos de la humanidad.

También llamada centrífuga de laboratorio, este aparato es empleado en diversos campos desde su creación a mediados del siglo XIX cuando tuvo como finalidad eliminar las impurezas en el proceso de refinación del azúcar de caña. En esta web te hablaremos sobre su forma de trabajo, componentes, los tipos de centrifugado y consejos para comprar una centrifugadora, entre otros temas sobre esta máquina, considerada uno de los equipos con más aplicaciones científicas.

¿Qué es una Centrifugadora para Laboratorio o Centrífuga de Laboratorio?

Para que sirve la centrífuga es una de las preguntas más comunes. Una centrífuga o centrifugadora de laboratorio es una máquina que logra la separación, decantación o sedimentación de dos componentes mediante el empleo de una gran fuerza y velocidad de giro. El proceso acelerado con el que logra la sedimentación se conoce como centrifugación o fuerza centrífuga, alcanzada gracias a la rotación de un objeto alrededor de un punto por períodos determinados de tiempo.

Dependiendo de su tipo y aplicación, este equipo puede separar elementos líquidos de sólidos, o líquidos de diferente espesor, logrando como resultado la decantación de los componentes que inicialmente se encontramos unidos o mezclados, incluso los que la sedimentación natural no podría como el caso de la separación del uranio 235 del uranio 238, por citar un ejemplo.

centrifugadora de laboratorio

Funciona mediante la colocación de tubos de centrifuga en un dispositivo llamado rotor o cabezal que puede ser oscilante o angular y que, tras la velocidad de rotación, deja las muestras resultantes en los tubos empleados. Cuando se trabaja con un rotor oscilante los tubos se colocan en una especie de cestilla que se posiciona perpendicularmente al eje de giro cuando el rotor comienza a girar. Mientras que en el caso del rotor angular, los tubos se ubican en un ángulo fijo con respecto al eje de giro.

Componentes de una Centrífuga de Laboratorio

Para conocer el funcionamiento de una centrífuga es de vital importancia tener en cuenta los elementos que la conforman. Esto es también necesario entenderlo antes de comenzar a operar una máquina de este tipo o darle mantenimiento. A continuación, te presentamos los componentes de una centrifugadora de laboratorio:

centrifugadora de laboratorio

  • Portamuestras: Recipientes donde se colocan los elementos que se van a centrifugar. Su tamaño depende del diseño y función de la centrifugadora.
  • Rotor: Sección en la que se colocan los portamuestras y la que se gira cuando se enciende el equipo. Existen diferentes tipos de rotores de centrífugas.
  • Cámara: También llamado gabinete, es el espacio físico donde se ubica el rotor y en el que se realiza el proceso de centrifugado.
  • Base: Parte de la centrifugadora que soporta el resto del equipo. Generalmente, contiene los controles que permiten operar la centrífuga y cuenta con sistema de fijación para asirla a una superficie a fin de alcanzar la estabilidad que requiere el proceso de centrifugado.
  • Tapadera: Tapa protectora para impedir el acceso a las muestras mientras el equipo se encuentra bajo acción de la centrífuga.
  • Interruptor de encendido y apagado: Elemento mediante el cual se controla el suministro de energía a la centrifugadora.
  • Temporizador: Controlador del período de tiempo en el que las muestras se someterán al proceso de centrifugado.
  • Tacómetro: Controlador de la velocidad de rotación o revoluciones por minuto a las que trabaja la centrífuga.
  • Freno: Sistema que permite acelerar el proceso de detener la operación de la centrífuga. Aunque no traen en todos los equipos, resulta de mucha importancia en caso de emergencias.

Usos y Aplicaciones de las Centrífugas para Laboratorio

Las centrifugadoras son equipos imprescindibles en los laboratorios de los centros de salud, la biología, la industria farmacéutica, fábricas alimenticias, industrias químicas y en el campo de la investigación física.

centrifugadora de laboratorioLa presencia de una centrífuga clínica es invaluable en los laboratorios de análisis para la separación y purificación de macromoléculas. El proceso de sedimentación que logra esta máquina permite la división del plasma sanguíneo y el suero sanguíneo en un proceso de análisis de sangre.

La centrífugadora también es una máquina muy empleada para control de calidad en las fábricas de bebidas, pues controla y separa la pulpa fina del zumo exprimido. Y, en el campo de cocina, su uso es muy valioso en proceso de extracción del aceite de oliva de las aceitunas, así como para medir el grado de grasa que contiene la leche, lo que es necesario para la producción de cremas y mantecas.

Guía de Compra de una Centrifugadora de Laboratorio

Como te hemos explicado, una centrifugadora de laboratorio es una herramienta muy útil para un sinfín de campos. Si te has decidido comprar un equipo de estos, te ayudamos con algunos puntos clave a considerar para que tu decisión sea totalmente certera:

1. Utilidad

Los avances en la producción de centrífugas ha hecho que existan máquinas especializadas en campos en particular, por lo que una de las primeras preguntas que debes hacerte antes de comprar una centrifugadora de laboratorio es qué utilidad le darás.

En este mismo sentido te hacemos saber que existen centrifugadoras de pie y de mesa. Las primeras son ideales si la máquina requiere moverse del sitio de trabajo. Además, permiten trabajar a un volumen mayor de muestras y soportan un gran esfuerzo diario. En contraparte, los fabricantes han logrado que exista una gama más amplia de centrifugadoras de mesa especializadas en la aplicación para la que se va a utilizar.

También existen centrífugas clínicas, más enfocadas a medicina, y centrífugas industriales, enfocadas a empresas y fábricas. Otro tipo de clasificación es si es una centrífuga eléctrica o una centrífuga manual, según que tipo de fuerza es la que hace girar el rotor.

2. Velocidades

Las centrifugadoras de laboratorio también se clasifican por su capacidad de velocidad o rango de velocidad de giro. Las unidades de esta fuerza (FCR) se expresan en número de veces que la fuerza centrífuga supera a la fuerza de gravedad (N° x g). Este es un elemento fundamental para tomar en cuenta a la hora de hacernos de una de ella. A continuación, damos más especificación de los tipos:

  • Centrífuga de súper velocidad: Cuentan con una capacidad de centrifugación 70.000 x g. y son ideales para aplicaciones que involucran a varios usuarios o protocolos dentro de la misma unidad. Deben ser consideradas si su trabajo requiere separaciones celulares, cultivo de tejidos, aislamientos de cuerpos, separaciones de ADN/ARN y preparaciones de plásmidos.
  • Centrífuga de ultra velocidad: También llamadas Ultraspeed, son las más rápidas que existen en el mercado. Con una fuerzas de hasta 1.000.000 x g, son compatibles con una amplia gama de configuraciones de rotor para la necesidad de sus aplicaciones y cuentan con sistemas auxiliares de refrigeración. Esta máquina es ideal para fraccionamiento de ADN, proteína o ARN o flotación de lipoproteínas, así como aplicaciones de nanotecnología.
  • Centrífuga de baja velocidad: Son de tamaño muy pequeño. Cuentan con una velocidad de 7.000 x g.y están diseñadas para aplicaciones específicas, esto también implica que se encontrará para ellas pequeña variedad de rotores. Su uso es muy considerado en las aplicaciones de bancos de sangre para separar partículas grandes como lo son las células.
  • Microcentrífuga: Su capacidad de centrifugación llega a 21.000 x g y es similar a la de una centrífuga de uso común con la diferencia de que la microcentrífuga es el tamaño de la muestra. Esta máquina debe considerarse para trabajos diarios en el campo de la biología monocular como procesamiento de ADN y ARN y plásmidos.
  • Centrífuga sobremesa: También llamadas centrífugas clínicas, estas máquinas giran a una capacidad de 3.000 x g o menos, mientras que la celebración de 3 ml a 15 ml tubos de muestra. Puede procesar entre 4 a 28 tubos y son utilizadas a diario en centros asistenciales de salud. Su compra debe ser considerada para hilado de tubos de recogida de sangre y muestras de orina a velocidades muy bajas para el diagnóstico.

3. Marca

Contar con el respaldo que da la experiencia es un aspecto importante a tomar en cuenta para adquirir una centrifugadora de laboratorio. Entre las marcas más reconocidas en la producción de este tipo de máquinas figuran:

  • SERVOspin: Este empresa se caracteriza por la innovación y los modelos de equipos que presenta. Cuenta con una larga trayectoria que la ha hecho especialista en el mercado.
  • Edulab: Se trata de una fábrica que día a día se da a conocer por la calidad de sus productos y por su constante trabajo en garantizar la producción de accesorios para su uso.
  • Steinberg Systems: Es una fábrica con un amplio abarque en el mercado. Tan solo su nombre es ya garantía de calidad, resistencia y compromiso.

4. Presupuesto

Consultar el bolsillo es necesario antes de realizar cualquier adquisición y el caso de las centrifugadoras de laboratorio no es la excepción a la regla. Te contamos que las centrifugadoras de mesa son más económicas, pero lo importante es que realices una compra de la que no te arrepientas. Por ello, te sugerimos echar un vistazo a los diferentes modelos que se presentan en el mercado y elegir la de mayor calidad y que mejor se adapte a tus necesidades.

5. Opiniones de los usuarios

Nada habla mejor que la experiencia y por eso te aconsejamos que cuando quieras comprarte una centrifugadora realices una revisión previa a los comentarios que los usuarios han efectuado sobre cada equipo. Casi todas las promociones que encontramos en el mercado traen la opción de que los clientes expresen sus satisfacciones o quejas. Estos comentarios te serán de gran utilidad para realizar una compra impecable.

centrifugadora de laboratorio

Centrifugación y Tipos de Centrifugación

La centrifugación es un proceso que permite separar sustancias líquidas de sólidas mediante la fuerza generada por una alta velocidad de giro a la que es sometida la solución que las contiene gracias a una máquina centrífuga o centrifugadora de laboratorio.

Este proceso consiste en colocar la solución a centrifugar en un tubo de ensayo que será sometido a la fuerza de giro, logrando que los componentes menos densos de la mezcla se desplacen fuera del eje de rotación de la máquina. Los más livianos lo hacen hacia el eje de rotación. El sistema precipita la sedimentación en la base del tubo. Esta técnica de centrifugación se clasifica en dos tipos:

1. Centrifugación Preparativa

Se emplea para separar o aislar partículas con el fin de aprovecharlas posteriormente. Este tipo de centrifugación permite obtener un líquido sobrenadante y un material sedimentado; y puede a su vez subclasificarse en tres tipos:

  • Diferencial: Se realiza considerando la densidad de sedimentación de las moléculas que conforman la solución que se procesa. Las partículas con densidades similares se sedimentan juntas y por lo inespecífico de este procedimiento se emplea como preparativo pero no como definitivo para la separación de moléculas.
  • Zonal: Separa los componentes de una solución por la diferencia de masa de cada uno. La fuerza de centrífuga hace que las partículas sedimentan a distinta velocidad a través del gradiente de densidad según su masa.
  • Isopícnica: Separa las partículas con un mismo coeficiente de sedimentación gracias a medios de sedimentación.

2. Centrifugación Análitica

También llamada ultracentrifugación, este procedimiento se utiliza para determinar propiedades o características físicas de una solución como la velocidad de sedimentación, la masa, el coeficiente de sedimentación o el peso molecular. Se trata de un proceso especializado por lo que la centrifugadoras de laboratorio empleadas para realizarlo son bastante costosas.

Como habrás captado, el mundo de la centrifugación es muy amplio. Se trata de un procedimiento de gran utilidad en los campos de la medicina y la alimentación. Tampoco en las industrias de la química y la física.

Nos complace haberte ayudado a conocer un poco más de la centrifugadora de laboratorio y te invitamos a seguir consultando nuestra página, donde constantemente estamos actualizando contenido sobre las características de estos útiles equipos y los mejores modelos que puedes encontrar actualmente en el mercado.

Última actualización el 2020-08-15 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados